Home Fotorreportajes IXCATEOPAN MEXICA-TIAHU

IXCATEOPAN MEXICA-TIAHU

83
0
SHARE

Fotografía y texto ¬ Javier Verdín

Cada 23 de febrero, en Ixcateopan, se le rinde tributo al último Huey-Tlatoani que gobernó la Gran Tenochtitlán: el emperador Cuauhtémoc. Lugar en donde está enterrado su ombligo.

Desde días antes, cientos de danzantes provenientes de los diferentes puntos cardinales del país y del extranjero llegan hasta ese lugar y realizan danzas y ceremonias dentro y fuera de la vieja iglesia de Santa María de la Asunción.

De esta iglesia fueron retirados todos los santos y casi todos los símbolos católicos para dar paso a la osamenta, símbolos, figuras de deidades y pinturas de apariencia prehispánica.

Durante la semana que dura este evento, la atmósfera del lugar se llena de una mezcla que funde la danza, el humo del copal, los atuendos, artesanías, comida, temazcal, sanaciones y, sobre todo, la generosa amabilidad de los habitantes.

Las personas antiguas comentan que el mismísimo tata Lázaro Cárdenas llevó a su pequeño hijo, también llamado Cuauhtémoc, hasta este lugar cuando se supo del descubrimiento. Sin embargo, existe la controversia de si realmente estos son los restos reales del gran señor.

Eso, empero, termina siendo lo de menos pues el punto principal de los visitantes radica en encontrase a sí mismos y con su pasado prehispánico, así como alabar y venerar al también llamado “joven abuelo” que enfrentó a los invasores.