Home Guerrero Nueve celulares de normalistas Ayotzinapa permanecieron activos tras su desaparición

Nueve celulares de normalistas Ayotzinapa permanecieron activos tras su desaparición

98
0
SHARE

MEXICO.- El gobierno mexicano confirmó que nueve líneas de telefonía celular de los 43 normalistas desaparecidos estuvieron activas después de los hechos ocurridos en Iguala, Guerrero, la noche del 26 de septiembre, lo cual contradice la propia versión de la Procuraduría General de la República (PGR) en el sentido de que los estudiantes habrían sido incinerados con todo y sus pertenencias, incluidos sus teléfonos.

De acuerdo con los representante de los padres de los normalistas quienes comparecieron hoy ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, “esta confirmación tira la llamada “verdad histórica”, declarada por el entonces titular de la PGR, Jesús Murillo Karam y que se ha sostenido.

Durante la audiencia por el caso Ayotzinapa que se realizó hoy en el marco del 163 periodo de sesiones del organismo regional, Mario González, padre de uno de los normalistas desaparecidos, reclamó a las autoridades la impunidad en que continúa el caso.

A más de 33 meses de los hechos, dijo que los padres están sufriendo las consecuencias de la desaparición de sus hijos y que continúan desesperados porque a casi tres años no tienen noticia del paradero de sus hijos.

Aseguró que los padres no aceptarán ninguna verdad que no sea apegada a argumentos científicos y en ese sentido reiteró su rechazo a la verdad difundida por la PGR.

Tanto los comisionados del organismo regional como las víctimas y su defensa, urgieron al Estado mexicano ampliar las indagatorias y agilizar los procesos para encontrar a los 43 normalistas y castigar a los responsables y poder llegar a la verdad y la justicia.

“Yo veo a mis compañeros desilusionados del Estado mexicano, por tanta mentira. Yo no le veía caso venir, viajar tanto kilómetros a otro país para ver las mismas caras y no nos digan nada, que no ha hecho su trabajo el Estado mexicano. Yo no veía caso venir, pero desgraciadamente tenemos que venir a fuerza”, reconoció.